SESIONES DE REIKI

Las sesiones de Reiki se realizan preferentemente con el receptor tumbado en una camilla y completamente vestido, aunque también es posible llevar a cabo la sesión son el receptor sentado en una silla o en cualquier posición que le resulte más cómoda. Una sesión viene a durar entre 45 minutos y una hora.

El reikista posará suavemente las manos sobre diferentes puntos del cuerpo o, preferentemente, las mantendrá a una cierta distancia, permitiendo que la energía fluya sobre el receptor.

Normalmente durante la sesión, la persona receptora alcanza un estado de relajación muy agradable que se mantiene una vez finalizada ésta. El estado de relajación es la manifestación de un estado de equilibrio que favorece los procesos de sanación tanto de dolencias emocionales y físicas.

Después de la sesión es muy recomendable beber abundante agua para contribuir con el proceso de limpieza.

En los siguientes días a la sesión es posible que aparezcan algunos síntomas tanto físicos como emocionales en relación al proceso por el cual recibió la sesión o en relación a cualquier otro síntoma que hubiera pasado desapercibido para él. Todo ello es completamente normal y refleja el flujo de la energía por nuestro cuerpo.

Para pedir una sesión ir a la pestaña de CONTACTO.

 

  • s-facebook
  • Twitter Metallic